El punto de encuentro del veterinario de ADS

Bienvenido(a) a REDADS.NET
Wednesday, April 08 2020 @ 08:37 AM CEST

Alto riesgo de pandemia de gripe aviar en Europa

NOTICIASRecomendamos la noticia publicada en el mundo referente al alto riesgo de pandemia de la cepa del virus de la gripe aviar H5N1.
http://www.elmundo.es/suplementos/salud/2005/628//1125698403.htmlEn diciembre de 2003 empezó a circular en el sudeste asiático una cepa del virus de la gripe aviar especialmente temible, la H5N1. Millones de aves han sido sacrificadas y un centenar de personas han resultado infectadas en una decena de países. El contacto con el microorganismo ha sido letal para ambas especies. La tasa de mortalidad ronda el 100% en el caso de las aves y oscila entre el 50% y 70% en los humanos: a día de hoy han fallecido 62 personas. La situación no tiene precedente histórico y ha hecho saltar las alarmas sanitarias en todo el mundo. Nunca antes un virus de la gripe aviar, con capacidad de infectar también a las personas, había causado brotes tan amplios en animales y en tantos países. Los expertos advierten desde hace años de la inminencia de una pandemia (epidemia mundial) por la aparición de un nuevo tipo de virus de la gripe de especial agresividad, un fenómeno que se produce cada cierto número de años. Muchos señalan como candidato al H5N1, un patógeno muy virulento frente al que los humanos están indefensos.

Los temores están fundados. Aunque el H5N1 es un virus gripal que raramente infecta al hombre, salvo que esté en contacto muy directo con animales enfermos, y no se ha demostrado que una persona infectada pueda transmitirlo a otra, los especialistas en epidemiología y salud pública le siguen la pista estrechamente desde 2003. Existe la inquietud generalizada de que, debido a su cada vez más amplia difusión mundial, el microorganismo acabe sufriendo cambios en su estructura genética que den lugar a una cepa nueva con capacidad para difundirse en la población rápidamente.


ALERTA SANITARIA.

«Si la epidemia se desatara en un país no europeo apenas tardaría cuatro meses en llegar a España y la OMS estima que si el agente causal fuera un descendiente del H5N1 aviar el número de fallecidos en el mundo podría alcanzar los tres o cuatro millones en apenas un año», advierte Antoni Trilla, epidemiólogo experto en gripe del Hospital Clínic de Barcelona.

Los organismos sanitarios internacionales prevén desde mediados de los 90 la proximidad de una pandemia gripal. Estos virus sufren pequeñas alteraciones prácticamente cada año lo que obliga a modificar la composición de la vacuna para asegurar una protección eficaz. Pero cada 25 o 30 años, son capaces de crear una variante completamente nueva ante la que el organismo humano es 'virgen' e incapaz de defenderse. «La amenaza existe y a medida que transcurre el tiempo se acerca. No sabemos si será cuestión de meses o de años, o si la causa será este virus u otro, pero empezamos a prepararnos hace tiempo», afirma Manuel Oñorbe, director general de Salud Pública del Ministerio de Sanidad y Consumo.

De hecho, España es uno de los países europeos que más en serio se tomó el peligro desde el inicio. «Hace años ya manifestamos en las reuniones de la OMS la necesidad de adoptar un plan mundial para prevenir una potencial pandemia. Nos preocupaba que los posibles brotes se trataran a nivel local. No hubo mucha conciencia del problema al principio, hasta que la OMS tomó el liderazgo», relata Oñorbe.

Curiosamente la primera alerta que lanzó este organismo sobre el H5N1 se produjo unos días antes de que se desatara el pánico ante la aparición en Asia del virus causante del Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SRAS).

Este agente, cuyo origen fue también un patógeno animal (de felinos) que se adaptó para transmitirse de humano a humano, afectó a unos miles de personas en 16 países y causó menos de un centenar de muertes, pero reveló al mundo una nueva realidad: los virus no conocen fronteras ni nacionalidades y la lucha contra estas infecciones requiere una respuesta coordinada a nivel planetario.

Muchos países tomaron conciencia del problema que pueden causar los microorganismos fuera de control a raíz de esta dramática experiencia. La alerta de la OMS sobre el H5N1 aviar empezó entonces a materializarse y en el mismo 2003 la institución recomendó a todos los países miembros que empezaran a desarrollar dispositivos de respuesta ante el riesgo de una nueva pandemia gripal.

La aparición de una nueva cepa de virus de la gripe dejaría pequeña, según los expertos, la crisis del SRAS. Y más si el origen es el H5N1.«Es muy agresivo y difícil de controlar. Además del pulmón afecta a otros órganos», indica Amelia Nieto, viróloga del Centro Nacional de Biotecnología.

En 2004, la Unión Europea presentó su propio plan y el pasado mes de mayo el Ministerio de Sanidad y Consumo español hizo público el suyo bajo el título 'Plan Nacional de Preparación y Respuesta ante una Pandemia de Gripe'. Este documento prevé que cada autonomía desarrolle, a su vez, un dispositivo propio, tarea que algunas ya han concluído y otras ultiman.


LA VIGILANCIA.

El programa establece una estructura que organizará y coordinará la vigilancia del riesgo de pandemia y la asistencia sanitaria en el caso de que una nueva infección vírica llegase a España. Para ello se han creado seis comités en los que participan representantes de todos los ministerios implicados, las comunidades autónomas y expertos de numerosas sociedades científicas. Todos estos grupos de trabajo están ya en marcha y volverán a reunirse en septiembre. En caso de crisis sanitaria, el liderazgo estaría en manos de la ministra y de los consejeros de Sanidad de las CCAA.

Los departamentos de Agricultura, Pesca y Alimentación y de Sanidad y Consumo siguen cada día la evolución del brote de gripe aviar en Asia. «No paramos de recibir papeles», reconoce Oñorbe. La detección hace unas semanas de aves infectadas en varias regiones de Rusia y Kazajistán, a las puertas de Europa, ha motivado que algunos países comunitarios hayan anunciado que endurecerán sus medidas de protección. Para el director general de Salud Pública, «la situación no parece más peligrosa para la salud humana que la que se inició hace dos años en Vietnam».


PRIMERAS MEDIDAS.

Pero, por si acaso, España no ha querido quedarse atrás y ha empezado a pasar del plano teórico al práctico. El Ministerio de Agricultura ha intensificado el control de las fronteras para evitar importaciones aviares de países con infección declarada y ha repartido a las CCAA 2.400 kits de diagnóstico para realizar análisis aleatorios a la población avícola en busca de rastros del H5N1.

Sanidad no le va a la zaga. Entre otras medidas está creando una reserva de antivirales, negocia con dos compañías farmacéuticas la implantación en suelo nacional de una planta para producir vacunas de la gripe (ahora se importan), se evalua la disponibilidad de mascarillas faciales y las CCAA contabilizan en este momento si el número de camas hospitalarias y de medidas de soporte vital (dispositivos de respiración mecánica) que podrían destinarse a atender a los potenciales pacientes son suficientes.

«Entre el 20% y 25% de las camas podría estar ocupado por estos enfermos. Sería terrible, no es fácil vaciar en poco tiempo las salas de un hospital», opina Trilla. Josep Vaqué, jefe del Servicio de Medicina Preventiva del Hospital Valle de Hebrón de Barcelona, es más tranquilizador: «desde hace dos o tres años estamos alertados del riesgo de pandemia y se han previsto mecanismos de desalojo rápido, aunque quizás hubiera que mejorarlos».


TRATAMIENTOS.

Al tratarse de una nueva cepa vírica las actuales vacunas gripales serían ineficaces. Lograr una inmunización llevaría, como poco, seis meses. La mejor arma para hacer frente a la llegada de la infección es disponer del único tratamiento antiviral que ha demostrado ser efectivo contra el H5N1 aviar, el fármaco oseltamivir, que ya se usa como terapia de la gripe humana en otros países (en España no se comercializa).

El laboratorio que lo produce, el suizo Roche, ha recibido pedidos de 30 países. España ha encargado dos millones de tratamientos. «Esta cantidad nos permitiría tratar al 4% o 5% de la población» confirma el director general de Salud Pública. ¿Será bastante cuanto la tasa inicial de ataque de un nuevo virus gripal se calcula entre un 25% y 50%? «Hemos hecho simulaciones de lo que podría ocurrir y, en principio, parece suficiente, aunque se puede modificar la cantidad en la próxima reunión», dice el representante ministerial.

Otros países están creando reservas suficientes del fármaco como para cubrir las necesidades del 20% al 30% de sus nacionales. Ante la demanda, Roche empezó a duplicar su producción en 2004, inauguró una tercera planta de producción del fármaco y abrirá la cuarta a lo largo de este año.

«El antiviral no detendrá la pandemia pero permitirá ganar tiempo para poner en marcha otras medidas y elaborar una vacuna», explica Amelia Nieto. Por la experiencia en otras pandemias, éstas se comportan en dos fases. «En la primera onda, la infección suele ser más leve y menos letal. En la segunda, que se da unos meses después, aumenta la mortalidad. La razón no está clara», relata Trilla.

¿Quiénes serían los primeros beneficiarios de los tratamientos? «De momento, la medicación quedará bajo custodia del Ministerio de Defensa y se destinará para atender los primeros casos. En situación de pandemia, se garantizaría su distribución prioritaria a los profesionales que trabajan en servicios esenciales (Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y personal sanitario)», señala el directivo de Sanidad.

A Josep Vaqué le preocupa la vulnerabilidad de los profesionales sanitarios en caso de crisis: no sólo están más expuestos a resultar infectados sino que pueden ser un foco de transmisión para otros pacientes ingresados en los centros. «Los grandes hospitales deberíamos contar con un 'stock' de antivirales para minimizar el riesgo de contaminación», tercia el especialista, que en 2003 viajó a Beijing (China) a comprobar 'in situ' el 'desaguisado' que originó el virus del SRAS.

De hecho, este año se hará especial hincapié en que los sanitarios y otros profesionales más expuestos al virus de la gripe normal (humano) se vacunen. Este colectivo figura, junto con las personas de más de 65 años y los enfermos crónicos e inmunodeprimidos, en el grupo de alto riesgo de contagio, pero «apenas un 30% se vacuna», reconoce María José Álvarez, coordinadora del grupo de Enfermedades Infecciosas del Programa de Actividades Preventivas (PAPPS) de la Sociedad Española de Medicina de Familia, una de las organizaciones que participa en el comité de expertos del Plan nacional contra la pandemia.

Aunque la vacuna tradicional no protegería contra el H5N1 sí favorecería que la cantidad de virus de la gripe humana circulante en el ambiente fuera menor, lo que podría evitar que ambos patógenos coincidieran en un organismo y se unieran para crear un nuevo patógeno.


Y SI LLEGA...

De acuerdo al dispositivo previsto en el Plan nacional, si se declara la pandemia en otro país, España alertará a su sistema de vigilancia virológica y epidemiológica que permite cubrir al 75% de la población y está integrado por 14 redes de médicos 'centinelas' voluntarios (cerca de 500 galenos y pediatras de atención primaria). En caso de sospecha enviarán muestras del paciente a tres centros nacionales de referencia de la OMS para la gripe (Madrid, Valladolid y Barcelona), aunque sólo el de Madrid está capacitado para identificar nuevas cepas víricas circulantes.

Si se confirma la presencia del nuevo patógeno, se activará 'a todo gas' el dispositivo de respuesta sanitaria. Se distribuirán y aplicarán los tratamientos antivirales, se desalojarán de los hospitales a los pacientes que no requieran cuidados continuos, las personas que acudan con síntomas sospechosos serán desviada a salas de espera especiales para disminuir el riesgo de transmisión y recibirán mascarillas, los enfermos serán aislados dentro del hospital o en sus domicilios. En caso necesario se restringirá la movilidad de las personas y se cerrarán los colegios. Incluso, se prevé revisar la legislación sobre salud pública para evitar negativas a recibir tratamientos antivirales o a vacunarse. La población será informada de los riesgos y de las precauciones a adoptar mediante líneas calientes, folletos informativos y los medios de comunicación. Si la pandemia llega, España la estará esperando preparada.

Trackback

Trackback URL for this entry: http://redads.net/public_html/trackback.php?id=20050903173047769

No trackback comments for this entry.
Alto riesgo de pandemia de gripe aviar en Europa | 0 comentarios | Crea una cuenta nueva
Los siguientes comentarios son de la persona que los haya enviado. Este sitio no se hace responsable de las opiniones expresadas por los participantes en los foros y secciones de comentarios, y el hecho de publicar las mismas no significa que esté de acuerdo con ellas.